TRAVESÍA BOGOTA – GUADUAS

Jornada 1: Bogotá - Cambao - Guaduas

Otro ejemplo de viaje corto de fin de semana, lo realizamos a inicios del 2019 con un circuito de 290km 2.790m de desnivel pasando una noche en Guaduas.

 

El mayor porcentaje de este recorrido ya lo conocíamos por el viaje que hicimos el año anterior, así que hasta Cambao teníamos la confianza de avanzar a buen ritmo y superar el único puerto que es Alto Bituima. (Para más detalles de este segmento pueden verlo en la Travesía Bogotá-Cambao).

 

La parte por descubrir era el desde Cambao hasta Guaduas el cual consiste en 40 Km rectos con repechos en una autopista en muy buen estado pero que al ser tan reciente su construccion, para nuestra sorpresa los puntos de hidratación son tremendamente escasos, es decir solo encontramos 2 tiendas en donde unas cervezas y paquetes de papas fritas fueron nuestra salvación.

 

Una vez tomamos el desvío a Guaduas para comenzar el regreso subiendo el Alto de la Mona, tenemos la esperanza de que en el peaje exista algún tipo de restaurante o cafetería para comer decentemente, sin embargo, este viaje nos quiere enseñar una lección muy importante, y como un golpe para el espíritu y el cuerpo, no encontramos mas de una tienda abierta en la que una Pony Malta y un trozo de queso es lo que nos debe mantener hasta nuestro destino. Gastando nuestras ultimas reservas, avanzando lentamente, parando ocasionalmente para coger un respiro, tras casi 3.5 horas coronamos en la cima y descendemos los 7 km restantes hasta Guaduas, como si no hubiera un mañana y devoramos un pollo asado en el parque del pueblo.

 

Lección aprendida: No escatimes en llevar suficiente hidratación y alimento, es preferible cargar unos cuantos gramos más que sufrir por la escases, y ante la duda, detente y compra lo necesario si no conoces el camino por venir.

Jornada 2: Guaduas-Villeta-Bogotá

Inicia el día con el sol dándonos la bienvenido a una ruta espectacularmente montañosa. La subida al Alto del Trigo  se siente manejable ya que la tupida vegetación y las curvas cerradas, nos brindan sombra para sobrellevar mejor el calor de esta región.

 

Pero conforme avanzamos y nos acercamos al inicio del Alto del Vino iniciando en Villeta, se acentúa la inseguridad, la ansiedad….conocemos el recorrido, lo hemos hecho en ocasiones anteriores, la comida no será problema como el día anterior; pero este puerto es largo-muy largo, con rampas duras y con buen sol…

 

Avanzamos lento pero constante. Lo más duro viene después del almuerzo en La Vega, la bici se hace pesada y no vamos a la velocidad acostumbrada….pero la verdad, no hay más, vamos a lo que podemos y a lo que las piernas nos permiten.

 

Pasan las horas, pasan los kilómetros y finalmente llegamos a nuestra ultima cima una hora más tarde de lo habitual….pero llegamos y se siente bien – muy bien¡¡.

MÁS TRAVESÍAS

SUSCRÍBETE

TRAVESÍA BOGOTA – MEDELLÍN

Ir de Bogotá a Medellín en bicicleta es una travesía con la que hemos soñado todos, pero conquistar Alto las Palmas el mismo día era nuestro reto para cerrar la temporada 2019. Bajo esta premisa, les vamos a compartir una aventura de 443 Km con aromas y sabores de Antioquia que realizamos en diciembre después de 3 días, 8.536 m desnivel y seis puertos conquistados (El Trigo, Las Pavas, La Tebaida, Bonito, Los Topos, Las Palmas).

Jornada 1: Bogotá - Doradal

Con “caballitos” y “abejas” listas, el lunes 30 de diciembre salimos a rodar a las 5:00 am rumbo a Doradal, un corregimiento de Puerto Triunfo en Antioquia, con el objetivo de cubrir 226 Km con 2.769 m desnivel. Después de saborear los roscones resobados de La Vega, y de escalar Alto del Trigo, paramos en Guaduas, uno de los “pueblos patrimonio” de Colombia, para desayunar el tradicional caldo de papa y recargar caramañolas pues enfrentar la solitaria Ruta del Sol Sector I con el estómago vació es un error que ya habíamos cometido. Superados varios kilómetros, y un poco más allá de “Los Colorados”, bajo el calor extremo del Magdalena Medio, el cuerpo pide combustible y, antes de ingresar al Sector II, logramos ubicar un restaurante en medio de la nada, aunque más tarde tuvimos que ingresar a Puerto Libre para conseguir algo más que soda y cerveza. Unos minutos más tarde volvemos a las bicicletas y de pronto la extensa llanura que veníamos cruzando se convierte en una serie de columpios, indicando que falta poco para ingresar a Antioquia. Ubicados sobre la glorieta que conduce hacia Puerto Boyacá, giramos a la izquierda, cruzamos el Río Magdalena y la Hacienda Nápoles y finalmente llegamos a nuestro destino, donde dormiríamos tan solo un par de horas después de cenar al estilo antioqueño.

Jornada 2: Doradal - La Piñuela

Con una mañana de 21°C, el día empieza con aroma a “calentao”, arepa y chocolate. Durante el desayuno, revisamos la ruta del día, identificamos la ubicación de los tres puertos de la jornada y definimos la estrategia que nos permitirá superar una etapa de montaña de 82 Km con 2.390 m desnivel. Después de un abrazo y los deseos de buena suerte, empezamos a pedalear rumbo a la Reserva Natural Río Claro, donde ubicaremos la base de nuestro primer ascenso. Transcurridos 19 Km de repechos, cruzamos Ecocementos y empezamos a escalar Alto de Pavas (13 Km, 4%) sin contratiempos. El premio al esfuerzo es un descenso de 10 Km hasta el Río Samaná, donde arranca Alto la Tebaida (20 Km, 4%) y cuya cumbre solo veríamos hasta después de tres horas de padaleo y de media hora de “calentao”. Como si se tratará de una montaña rusa, nuevamente superamos un largo descenso y nos preparamos para escalar 12 de los 37 Km de Alto Bonito, pero está vez bajo una lluvia que refresca el cuerpo pues la temperatura seguía subiendo. Un par de horas más sobre la bicicleta y llegamos al sector La Piñuela, cerca de San Francisco, para disfrutar un nuevo “calentao” y pasar la noche. Con el cuerpo y las piernas fundidas, lavamos la ropa del siguiente día y celebramos la noche de año nuevo en medio de un sueño profundo y rodeados por montañas. 

Jornada 3: La Piñuela - Medellín

Salir a pedalear sin desayuno el 1 de enero a primera hora no es la mejor alternativa si el objetivo es buscar comida, especialmente considerando que las personas normales suelen celebrar año nuevo hasta el día siguiente. Con este contratiempo, empezamos a rodar a las 6:00 am sobre una vía solitaria y un frio refrescante. Transcurridos 8 Km de la segunda parte de Alto Bonito, aparece junto a la vía un restaurante con vista hacia las montañas, donde Huevos con aliño, chocolate y “calentao” son nuestro combustible para continuar hasta el Mirador de Cocorná, desde el cual se puede ver el municipio y la caída de la Cascada las Perlas, formada por la Quebrada La Chorrera. Conquistada la cumbre del puerto, atravesamos Marinilla, hacemos una breve parada en Rionegro para dejar las “abejas” y seguimos rumbo a Medellín para escalar Alto las Palmas. Después de 90 Km llegamos al centro comercial San Diego de Medellín y empezamos a escalar el puerto donde Nairo Quintana ganó la última etapa del Tour Colombia. Tres horas más tarde, y después de tres días pedaleando, estamos de vuelta en Rionegro con una marca de 135 Km con 3.377 m desnivel. Pero aquí no termina nuestro paso por la cuna de los silleteros, pues un día después empezaría nuestro BikeCamp Antioquia.

MÁS TRAVESÍAS

SUSCRÍBETE

BIKECAMP ANTIOQUIA 1ED

Descubrir y escalar puertos es el motor que nos empuja a seguir pedaleando el país y por eso creamos los BikeCamps: cortas travesías mediante las cuales nos enfocamos en realizar el mayor número ascensos posibles. 

 

La segunda edición de esta aventura fue en Antioquia, unas horas después de pedalear los 443 Km con 8.536 m desnivel que acumulamos en nuestra travesía Bogotá-Medellín

 

El resultado fue increíble porque después de 314 Km (6.697 m desnivel) logramos conocer los puertos que embellecen la capital de la montaña.

Jornada 1: Santa Elena, Los Topos, El Escobero

Un viernes 3 de enero, muy de mañana, salimos de Rionegro rumbo al Aeropuerto Internacional Jose María Córdoba para realizar el circuito que nos permitiría conquistar tres premios de montaña. El primero de ellos es Santa Elena (7.6 Km, 5%) ubicado sobre la paralela al Túnel de Oriente y cuya cumbre, a 2 Km de la Biblioteca Santa Elena, la alcanzamos hasta después de 42 min. Con un tercio del objetivo cumplido, descendemos rápidamente a la entrada del túnel y ya estamos en Alto los Topos (11 Km, 4%), el cual cruza el Peaje las Palmas y se extiende hasta la urbanización MonteRosso. Aunque su longitud es superior, el desgaste es imperceptible y el reloj se detiene a los 50 min. Un poco de agua y seguimos pedaleando hasta Indiana Mall, donde tomamos la segunda salida para descender al parque principal de Envigado. Una vez allí, visitamos la Iglesia de Santa Gertrudis, luego buscamos la Calle 36 Sur y empezamos a escalar Alto el Escobero (11 Km, 8%), un puerto que pone a prueba el cuerpo tanto en la subida como en la bajada. Si lo comparamos con otros ascensos, este es el único en el que hemos deseado tener un carro escoba, pues hay zonas tan inclinadas que la velocidad de avance se reduce a menos de 3 Km/h. A ese ritmo, y con el desgaste pasando factura, tuvimos que esperar 3 horas para ver la estación de gasolina que marca el final del segmento. Hacemos una breve pausa para comer, regresamos al Peaje Envigado y giramos a la derecha para cruzar el Embalse la Fe e ingresar a Rionegro por Llano Grande.

Jornada 2: Guacaica y El Chocho

Si el primer día del BikeCamp fue difícil, este fue una pesadilla pues un merengón, que juramos no volver a probar, produjo una bacteria en uno de los integrantes de TEB. A pesar del escenario poco favorable, seguimos con nuestro plan y salimos a primera hora con dirección a Marinilla para escalar dos puertos que hoy son famosos gracias a la edición 2018 del Giro de Rigo. Cruzamos el municipio, avanzamos por la vía al Peñol e iniciamos una bajada increíble que se extendió hasta San Rafael, a 25 Km de Amagamiento. Hasta ahí todo marchaba bien, así que comimos algunos carbo y empezamos a subir Alto Guacaica (13 Km, 6%), pero unos minutos después, a la altura de la Central Hidroeléctrica Guatapé, el cuerpo se cortó, el ritmo decayó y llego la deshidratación. Aunque esa fue la primera vez que nos vimos en apuros por una intoxicación, no tuvimos otra opción que continuar ya que no pasó ni un alma para pedirle un aventón. Después de hora y media, y bajo un sol de 28°C, llegamos vaciados a Guatapé. Tomamos un caldo para mejorar las sensaciones y avanzamos hasta el Peñol, donde nos esperaba Alto El Chocho (7 Km, 4%). Este ascenso, bastante pintoresco por el abundante número de restaurantes que lo rodean, es una versión miniatura de La Tribuna por su reducido espacio. La subida es manejable, pero el dolor y el desgaste, más los carros adelantando mientras rozan el manillar, hacen el camino una carga difícil de llevar. 30 min más tarde, y en medio de un tranque, finalmente apareció Marinilla. Un par de minutos más y ya estábamos de vuelta a Rionegro para descansar y festejar con suero rehidratante.

Jornada 3: La Virgen

Tras un intento fallido para que la EPS realizará unos exámenes médicos, como seguramente les ha pasado, al día siguiente decidimos volver a la bicicleta con nuestra bacteria para terminar la tarea que habíamos empezado. El cierre del BikeCamp Antioquia consistió en ir desde Rionegro hasta Bello para documentar uno de los ascensos más largos de la región y atravesar “la puerta del oriente antioqueño”. El primer municipio que visitamos fue Guarne, donde comimos almojábanas mientras admirábamos la belleza de su iglesia; luego avanzamos por la autopista Bogotá-Medellín y 6 Km más adelante, pasando una estación de gasolina, encontramos la bajada del Alto de la Virgen (16 Km, 5%). El descenso, de doble calzada y con una hermosa vista al área metropolitana del Valle de Aburrá, es muy parecido al segmento El Rosal-La Vega por lo que no hay que hacer ningún esfuerzo para alcanzar los 45 Km/h. En cuestión de 22 min, y después de cruzar el túnel y el Peaje Copacabana, llegamos a Bello. Buscamos el puente que cruza el Río Medellín, damos media vuelta y empezamos a escalar el puerto que, a pesar de no tener ningún repecho, se puede pedalear a buen ritmo y sin pausa mientras se disfruta el paisaje. Ya en la cumbre, que se reconoce por un nido de árboles, seguimos por la autopista Medellín-Bogotá hasta Rionegro, celebramos el cierre de la temporada 2019 y al día siguiente empacamos las bicicletas para regresar a Bogotá.

MÁS TRAVESÍAS

SUSCRÍBETE

Título de la publicación en el blog

¿Qué es lo que debes incluir en una publicación en el blog? Contenido útil, específico a la industria, que: 1) ofrece información práctica a los lectores, y 2) demuestra que eres un experto de la industria.

Usa las publicaciones en el blog de tu empresa para opinar sobre temas actuales de la industria, humaniza a tu empresa y demuestra cómo tus productos y servicios pueden ayudar a las personas.