TRAVESÍA BOGOTÁ – MACHETÁ

Jornada 1: Cuchilla, Gachetá y Valle de Tenza

De las maravillas de la bicicleta y viajar en ella, es descubrir lugares hermosos que seguramente están a unos cuantos kilómetros de donde vives, pero no tenías ni idea. Eso nos sucedió con la zona al nororiente de la Capital llamada el Valle de Tenza que abarca varios municipios de Cundinamarca y Boyacá y que se caracteriza por ser un terreno muy quebrado debido a que lo atraviesa la cordillera oriental.

 

Con la idea de aprovechar un fin de semana para realizar un rápido pero emocionante viaje que nos permitiera explorar esta región, diseñamos una ruta que nos llevarìa a un lugar muy conocido para los ciclistas capitalinos, como es el Embalse del Sisga, pero no por la vía más rápida que sería la autopista Bogotá-Tunja, sino un circuito por toda la cordillera de casi 160km y 3.700 m de desnivel, pasando por los municipios de Guasca, Gachetá, Manta y Machetá; y superando los Altos de La Cuchilla, de Gachetá y de Valle de Tenza. 

 

Inicia la Jornada en el bien conocido Alto de Patios  en dirección a la Calera, luego a Guasca y afrontar el 2do puerto del día: Alto de la Cuchilla (13km al 3%) sobre vía pavimentada y con un flujo vehicular mínimo. El día nos sonríe con un cielo despejado y soleado lo que ayuda a recorrer este segmento con muy buena sensaciones, así como el descenso de 30 Km hasta Gachetá, cuya cabecera municipal nos recibe con una desafiante rampa del 20%¡¡. 

 

No obstante el verdadero reto inicia en este municipio con el Alto de Gachetá, un puerto 100% en herradura de 21km al 5%. Los paisajes, vegetación y la naturaleza que nos rodea hacen que este puerto sea excepcional, pero no se puede negar que es un puerto difícil, de terreno escabroso, con un inicio de agotador calor, y aunque puedas encontrar ese pedaleo constante, no puedes evitar sentir que no avanzas a la velocidad que quisieras…Pero bueno ese es el reto y el encanto del bikepacking, así que pacientemente seguimos pedaleando hasta llegar a la cima más de dos horas y media después y con la expectativa de un descenso de 18Km hasta el municipio de Manta. Pero, como siempre hay sorpresas en el camino, nos encontramos con un terreno sin mantenimiento, muy quebrado y peligrosamente suelto, por lo que tuvimos que contener nuestro afán por avanzar y no descuidar nuestra seguridad a cambio de velocidad.

 

Finalmente llegamos a Manta para tomar el bendito almuerzo que nos permitiría recobrar energías, descansar un poco los músculos y animarnos para afrontar lo último del día. 

 

Comenzamos Alto de Valle de Tenza, con buenas energías, y más que todo agradecidos de que este último segmento sea en asfalto (aunque tiene tramos en construcción); así que nuevamente es cuestión de encontrar un ritmo que se pueda mantener el ascenso de casi 30km, distraer la mente admirando el atardecer y encender las luces que nos dan seguridad en la vía. 

Jornada 2: Chocontá

Después de haber pedaleado cerca de 10 horas despertamos con la satisfacción del deber cumplido, y para completar la travesía, realizaremos un corto circuito que nos permite visitar el centro urbano de Chocontá, probar sus delicias y conocer algunos caminos frecuentados por los lugareños y que nos llevaran a unos caminos que nos permitirán ejercitar nuestra habilidades en descenso en roca.

 

Una rodada divertida y relajada después del reto del día anterior.

MÁS TRAVESÍAS

SUSCRÍBETE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.