TRAVESÍA BOGOTÁ – OTANCHE

Jornada 1: Bogotá - Puerto Salgar

Aunque tal vez Otanche no sea un lugar que resuene en nuestras mentes como turístico o de interés particular, coincidió con lo que buscábamos para nuestra próxima aventura: un viaje de 4 dias, que tenga un largo e icónico puerto de montaña, y que sea un circuito desde y hacia Bogotá.

 

Con lo anterior planeado, iniciamos nuestra primera etapa con un largo trayecto hasta Puerto Salgar. La ruta recorrida fue la tradicional y conocida Alto del Vino-La Vega-Villeta, posteriormente subir el Alto del Trigo para llegar a Guaduas, continuar hasta Honda y desde ahí un plano de 30 km paralelo al Rìo Magadalena hasta Puerto Salgar.

 

Durante todo el trayecto, las vías y autopistas se encuentran en muy buen estado por lo que es un recorrido para bici de ruta o MTB, pero sí se debe tener mucho cuidado con la alimentación e hidratación para no tener contratiempos.

Jornada 2: Puerto Salgar - Otanche

La segunda etapa comienza muy temprano en un intento por minimizar la exposición al sol y al calor característico del medio Magadalena especialmente en los primeros 60Km de asfalto en la ruta del sol ya que es un trayecto lineal y que se puede volver un tanto monótono.

 

Cumpliendo nuestro primer objetivo de llegar al cruce de Otanche-Puerto Boyacá, conocido como dos y medio, antes de las 9am, un sentimiento de optimismo y buenas sensaciones nos invade, e iniciamos el ingreso a la cordillera en una vía pavimentada en muy buen estado y un terreno plano.

 

De acuerdo a nuestros cálculos y la información en internet sobre el estado de la vía, anunciaba una vía cuyo mayor porcentaje era asfalto con algunos tramos en herradura, no obstante, en el sector La Ceiba, hacia Puerto Romero, aparece el destapado que nos acompañará por el resto del trayecto, y que no nos permite avanzar a la velocidad planeada.

 

Almorzamos en Puerto Romero, habiendo iniciado el ascenso y continuamos pacientemente lidiando con unas pendientes mayores al 7% y con un terreno que cada vez desmejora su condición. Poco a poco las energías se van agotando y vemos como inevitablemente la noche nos alcanza con aún más de 30Km por recorrer.

 

Una vez alcanzada la Serranía de las Quinchas y su punto más alto, comienza un descenso tortuoso y que solo con nuestras luces en el manillar, no percibimos la suficiente seguridad para seguir hasta nuestro destino final.

 

Afortunadamente, y como lo hemos seguido comprobando en todos nuestros viajes, la gente local siempre esta dispuesta a ayudarte en lo que esté a su alcance, y es así como en una casa en medio de la Serranía, la familia de Doña Claudia nos recibe con un plato de comida y nos permite contactar a una persona con vehículo que nos puede recoger para llevarnos a Otanche.

Jornada 3: Otanche - Fúquene

Despertando en Otanche temprano, y aún reflexionando sobre lo ocurrido el día anterior, buscamos desayuno en la plaza del pueblo y por unos minutos admiramos el hermoso pero desafiante paisaje montañoso de la Región.

 

Empezamos la etapa 3 con la expectativa de superar el Alto Boca de Monte, con una longitud de 49km al 5% y 65km adicionales para llegar a Fúquene.

 

Casi desde que iniciamos, el terreno asciende: primero unos 15km con inclinación media con un corto descanso, para después descolgarnos 15km y llegar un San Pablo de Borbur. El paisaje que nos acompaña en este segmento es de película: cadenas de montañas, vegetación de verde intenso, con follaje de todos los tamaños y para terminar un radiante rayo de sol que se abre paso entre la neblina y las nubes a media altura de los cerros….Definitivamente de lo más hermoso y memorable que hemos presenciado.

 

Continuando después de San Pablo, empieza Boca de monte y su escala de 2.500 m sobre vía pavimentada, aunque existen varios tramos que están en obra por lo que la herradura se hace presente y aunque una bici de ruta, con precaución los podría superar, honestamente no lo recomendamos por lo que con la de montaña o gravel irán más cómodos y seguros.

 

Un punto de referencia importante es la población de Pauna que está en el km 20 y donde páramos a almorzar además de recargar bebidas y comida para el camino ya que en el siguiente segmento de 30Km no hay muchas opciones de alimentación.

 

Tras coronar el alto, viene una corta bajada de unos 4km para luego pedalear y pedalear un plano de 30km hasta nuestro destino final la Laguna de Fúquene, que la verdad se nos hace bastante eterno, no obstante cumplimos nuestro principal objetivo que era llegar justo antes de que el sol se pudiera.

Jornada 4: Fúquene - Bogotá

Para la última jornada, Fúquene-Bogota, tal vez la ruta ya le sea familiar a más de uno, ya que el Alto de Tierra Negra (10Km al 5%), que es visitado por los capitalinos, era el mayor desafío de este día, además de los 75km de plano que implica pedalear la sabana hasta la capital.

 

Aunque la Autopista por la que transitamos está en muy buen estado, el lado negativo es que es de carril sencillo, doble sentido y sin berma para los ciclistas por lo que debes estar constantemente alerta para que a las espaldas los carros que te sobrepasen lo hagan a una distancia prudente y no causen un desequilibrio o accidente.

 

Afortunadamente, pasamos ilesos por Ubaté, Sutatausa y Tausa, para terminar con la poco deseada entrada a Bogotá por la Autonorte, que tanto para carros, ciclistas y peatones, su estado deja mucho que desear.

MÁS TRAVESÍAS

SUSCRÍBETE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.