TRAVESÍA A PAZ DEL RÍO

Siendo Boyacá uno de los Departamentos favoritos para explorar rutas y descubrir lugares espectaculares, no perdemos ninguna oportunidad que se nos presente para visitar esta hermosa región.

 

En esta ocasión, nos unimos a un grupo de amigos para pasar un fin de semana largo en Paipa y seguir conociendo los caminos boyacenses y sus pueblos mas relevantes y los no tan conocidos.

Jornada 1: Bogotá - Paipa

Para aprovechar al máximo los días disponibles, usamos el primer día para “calentar” llegando a Paipa desde Bogotá en bicicleta, y esta vez con uno de nuestros amigos como acompañante quien da su primera probada de experiencia en el bikepacking.

 

Partimos temprano por el norte de Bogotá, y tomamos una ruta bien conocida por los ciclistas Bogotanos: La Autopista Bogotá-Tunja pasando por Embalse El Sisga, los municipios de Villapinzon y Ventaquemada, el Puente de Boyacá y finalmente Tunja.

 

La distancia de Bogotá a Paipa es de 160km y 1.800m de desnivel. En nuestro caso, y dado que ya conocemos el recorrido, nos ponemos como meta llegar poco después del medio día, por lo que, aunque lo tomamos de manera calmada, no nos confiamos y avanzamos a un ritmo constante pero que mantiene arriba las pulsaciones.

 

Programamos dos paradas en lugares donde sabemos que podemos encontrar buena comida e instalaciones. La primera es en Chocontá tras haber coronado el Alto del Sisga, y la segunda antes de descender al histórico Puente de Boyacá después de superar el Alto de Ventaquemada.

 

A diferencia de épocas anteriores, al llegar a Tunja se puede elegir entre atravesarla por la Autopista Norte, o bordearla por la Variante lo cual es mucho más rápido y emocionante en bici. Por supuesto elegimos la segunda alternativa ya que el tramo de poco más de 15Km ofrece un descenso bastante descansado y emocionante.

 

Tras dejar la capital boyacense atrás, y faltando poco mas de 35km nos animamos para hacer el tránsito por la autopista ágilmente pero justo empieza la lluvia a caer y el viento a soplar, así que nos ponemos chaquetas y afrontamos el último tramo pasando por la Cárcel de Combita, las Gemelas y Termopaipa.

 

Cumpliendo la meta propuesta, llegamos a Paipa, el punto de concentración, poco después de la 1.30pm, para finalizar con un exquisito ajiaco al lado del conocido y turístico Lago de Sochagota.

Jornada 2: Paipa - Monguí

La segunda jornada del viaje, consta de una salida corta y relajada con la grupeta y que mejor destino que uno de los pueblos patrimonio de Colombia: Mongui, bien conocido por su iglesia, su arquitectura y estructuras de siglos atrás, y mas recientemente por ser fábrica de balones marca “golty”, los cuales hicieron parte de la niñez de todo colombiano.

 

En cuanto al camino a seguir, el camino sin pierde es tomando la autopista hacia Sogamoso. Por esta ruta se cruzan los accesos a otros municipios como Duitama, Tibasosa y Nobsa. En esta ocasión, no nos desviamos a ninguna de estas poblaciones y seguimos hasta que en el Km 36, se encuentra el desvío a nuestro destino y para el cual se debe coronar Alto Monguí.

 

Este puerto consta de 7,8 Km al 5%, 100% asfalto en buen estado y con bajo flujo vehicular. En general un ascenso muy calmado y que se presta para disfrutar del paisaje y clima.

 

Como es usual en nuestro país, el acceso al parque principal es la rampa mas empinada del segmento, pero compensa al encontrarte con la inmensa plaza en adoquinado y la fachada de la Basílica de Nuestra Señora de Monguí. Tomamos asiento en medio del lugar y aprovechamos para beber unas Agua de panela y amasijos típicos del departamento, mientras disfrutamos del lugar y la conversación de amigos.

 

Terminamos la parada recorriendo algunas calles coloniales y bajando hasta el Puente Real Calicanto que cruza el río Morro y construido en el siglo XVII.

 

Habiendo cumplido la meta, el camino de regreso es el mismo recorrido para la llegada así que nuevamente se dispone el lote a afrontar el viento por la autopista pero esta vez hasta Duitama, en donde almorzaremos en el lugar recomendado por la guía Local y mas tarde de regreso al punto de concentración en Paipa.

Jornada 3: Paipa - Paz del Río

Llega el Domingo y es el momento de realizar la ruta larga y visitar Paz del Río, el municipio que es la atracción principal de este viaje y una novedad para todos los viajeros del grupo.

 

El recorrido es un circuito desde y hasta Duitama, de 145km y 2.000 de desnivel, en el cual volveremos a transitar por la misma vía del día anterior, pero en vez de ir hasta Monguí, continuaremos hacia Tasco para llegar a Paz del Río.

 

La primera parada la realizaremos en Tasco, municipio que varios podrán recordar por ser parte de la competencia Gran Fondo Boyaca Mundial 2018, y cuyo segmento consta de varias subidas y bajadas que agotaron las piernas de los participantes de este evento. Sabiendo lo que nos espera, tomamos este tramo con calma guardando fuerzas y energías para todo lo que falta.

 

Después de desayunar en Tasco y entretenernos con una de las etapas de la Vuelta a España, aunque tratamos de dar espera para que mejorara el clima, debemos afrontar la dura realidad de un día gris y lluvioso y asumirlo como venga.

 

El tramo entre Tasco y Paz del Río es de aproximadamente 13 Km, con la sorpresa de que esta en proceso de mejora por lo que en su gran mayoría es destapado. En este momento notamos como las diferencias de diseño y componentes pueden cambiar significativamente el desempeño de una bicicleta; pues mientras que las bicicletas de ruta debieron transitar con precaución, las de gravel tuvieron sus 15 minutos de fama al rodar con seguridad, mejor maniobrabilidad y amortiguamiento sobre las imperfecciones del camino. Una buena dosis de adrenalina para calentar el cuerpo y contrarrestar y el frío boyacense¡¡.

 

Aunque no entramos hasta el parque de la cabecera municipal, durante toda la vía circundante se pueden observar las estructuras que hacen o hicieron parte de la actividad minera de la zona y que aun mueve la economía de la región. Tomada la foto grupal de rigor en la entrada del pueblo con las estatuas mineras, empezamos el Ascenso a Belen, un alto de 10km al 3.5% rodeado de montañas y vegetación, lo que lo hace especialmente agradable con bajo flujo vehicular.

 

Tras 20 km después de salir de Paz del Río, hacemos una parada rápida para tomar unas onces en Belen, e iniciamos el ultimo reto del día que será Alto de Portachuelo, con poco mas de 16km al 3%. Aunque es un puerto tendido y vía en buen estado, los 100km recorridos pesan en las piernas y se nota que la velocidad de avance no es la misma, pero se afronta con lo que se tiene y 50 minutos después coronamos para descender a toda marcha hasta Duitama ya que el hambre invade el cuerpo.

 

Celebramos la ruta con unos buenos jugos naturales, algunos cerveza y recobramos fuerza con un delicioso y ameno almuerzo para, al final de la tarde, retomar camino al punto de concentración.

Jornada 4: Paipa - Tunja

Ultima jornada, y los caminos se separan entre el grupo para regresar a Bogotá. La mayoría tienen carro así que aprovecharan el día para rodar hasta Tibasosa y probar los mejores helados de Feijoa del país (muy recomendados); en cambio por nuestra parte ya que llegamos en bicicleta, tendremos que pedir apoyo a un conocido para el transporte Tunja – Bogotá por lo que deberemos recorrer el tramo Paipa-Tunja para llegar antes del medio día a la capital de Boyacá.


Los 40 km del recorrido, aunque en longitud no es mucho, tiene picante ya que incluye constantes subidas y bajadas de diferente longitud e inclinación, así que este segmento es todo – menos aburrido.


Tras superar el peaje de Tuta y las gemelas (2 repechos encadenados conocidos por los lugareños), llegamos a Tunja a la hora acordada, y tomamos camino a casa, tras dar por cumplida la misión de recorrer 440km de los caminos de Boyacá y sus múltiples pueblos, municipios y poblaciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.