TRAVESÍA BOGOTA – MEDELLÍN

Ir de Bogotá a Medellín en bicicleta es una travesía con la que hemos soñado todos, pero conquistar Alto las Palmas el mismo día era nuestro reto para cerrar la temporada 2019. Bajo esta premisa, les vamos a compartir una aventura de 443 Km con aromas y sabores de Antioquia que realizamos en diciembre después de 3 días, 8.536 m desnivel y seis puertos conquistados (El Trigo, Las Pavas, La Tebaida, Bonito, Los Topos, Las Palmas).

Jornada 1: Bogotá - Doradal

Con “caballitos” y “abejas” listas, el lunes 30 de diciembre salimos a rodar a las 5:00 am rumbo a Doradal, un corregimiento de Puerto Triunfo en Antioquia, con el objetivo de cubrir 226 Km con 2.769 m desnivel. Después de saborear los roscones resobados de La Vega, y de escalar Alto del Trigo, paramos en Guaduas, uno de los “pueblos patrimonio” de Colombia, para desayunar el tradicional caldo de papa y recargar caramañolas pues enfrentar la solitaria Ruta del Sol Sector I con el estómago vació es un error que ya habíamos cometido. Superados varios kilómetros, y un poco más allá de “Los Colorados”, bajo el calor extremo del Magdalena Medio, el cuerpo pide combustible y, antes de ingresar al Sector II, logramos ubicar un restaurante en medio de la nada, aunque más tarde tuvimos que ingresar a Puerto Libre para conseguir algo más que soda y cerveza. Unos minutos más tarde volvemos a las bicicletas y de pronto la extensa llanura que veníamos cruzando se convierte en una serie de columpios, indicando que falta poco para ingresar a Antioquia. Ubicados sobre la glorieta que conduce hacia Puerto Boyacá, giramos a la izquierda, cruzamos el Río Magdalena y la Hacienda Nápoles y finalmente llegamos a nuestro destino, donde dormiríamos tan solo un par de horas después de cenar al estilo antioqueño.

Jornada 2: Doradal - La Piñuela

Con una mañana de 21°C, el día empieza con aroma a “calentao”, arepa y chocolate. Durante el desayuno, revisamos la ruta del día, identificamos la ubicación de los tres puertos de la jornada y definimos la estrategia que nos permitirá superar una etapa de montaña de 82 Km con 2.390 m desnivel. Después de un abrazo y los deseos de buena suerte, empezamos a pedalear rumbo a la Reserva Natural Río Claro, donde ubicaremos la base de nuestro primer ascenso. Transcurridos 19 Km de repechos, cruzamos Ecocementos y empezamos a escalar Alto de Pavas (13 Km, 4%) sin contratiempos. El premio al esfuerzo es un descenso de 10 Km hasta el Río Samaná, donde arranca Alto la Tebaida (20 Km, 4%) y cuya cumbre solo veríamos hasta después de tres horas de padaleo y de media hora de “calentao”. Como si se tratará de una montaña rusa, nuevamente superamos un largo descenso y nos preparamos para escalar 12 de los 37 Km de Alto Bonito, pero está vez bajo una lluvia que refresca el cuerpo pues la temperatura seguía subiendo. Un par de horas más sobre la bicicleta y llegamos al sector La Piñuela, cerca de San Francisco, para disfrutar un nuevo “calentao” y pasar la noche. Con el cuerpo y las piernas fundidas, lavamos la ropa del siguiente día y celebramos la noche de año nuevo en medio de un sueño profundo y rodeados por montañas. 

Jornada 3: La Piñuela - Medellín

Salir a pedalear sin desayuno el 1 de enero a primera hora no es la mejor alternativa si el objetivo es buscar comida, especialmente considerando que las personas normales suelen celebrar año nuevo hasta el día siguiente. Con este contratiempo, empezamos a rodar a las 6:00 am sobre una vía solitaria y un frio refrescante. Transcurridos 8 Km de la segunda parte de Alto Bonito, aparece junto a la vía un restaurante con vista hacia las montañas, donde Huevos con aliño, chocolate y “calentao” son nuestro combustible para continuar hasta el Mirador de Cocorná, desde el cual se puede ver el municipio y la caída de la Cascada las Perlas, formada por la Quebrada La Chorrera. Conquistada la cumbre del puerto, atravesamos Marinilla, hacemos una breve parada en Rionegro para dejar las “abejas” y seguimos rumbo a Medellín para escalar Alto las Palmas. Después de 90 Km llegamos al centro comercial San Diego de Medellín y empezamos a escalar el puerto donde Nairo Quintana ganó la última etapa del Tour Colombia. Tres horas más tarde, y después de tres días pedaleando, estamos de vuelta en Rionegro con una marca de 135 Km con 3.377 m desnivel. Pero aquí no termina nuestro paso por la cuna de los silleteros, pues un día después empezaría nuestro BikeCamp Antioquia.

MÁS TRAVESÍAS

SUSCRÍBETE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.